La Ciudad y los Perros

No estaba en mis planes leer esta novela, pero cuando un escritor la recomienda y prácticamente la exhorta en clases, no hay muchas opciones.

La obra narra la convivencia y supervivencia de unos muchachos entre 14 – 16 años que son internados en el colegio militar Leoncio Prado (La Perla – Callao), retrata el paso de la adolescencia a la adultez de una manera violenta y cruel. Nos acerca al concepto de hacerse hombre en una sociedad como la limeña en los años 50’.

La historia captura, quizás al inicio seguir el hilo sea un poco complejo, pero una vez que estás ahí no puedes detenerte, te acostumbras a la estructura de Vargas Llosa, al juego de narradores, a los tiempos en los que se mueve la narración y a los giros de la historia.

Lo que más conquista son los temas que se abordan: la virilidad masculina, el machismo, la ley del “más fuerte”, la desigualdad social, los primeros amores, el inicio sexual, la violencia y sobre todo “el heroísmo”, ¿Quién es realmente el héroe de esta historia el “Jaguar”, “El Poeta”, “El Esclavo” o el “Teniente Gamboa”? Ya que los personajes que creías descubiertos van dejándose conocer a lo largo de la novela.

Para mí es una novela muy potente, porque se escribe desde adentro, desde la confrontación (en contra de la dictadura militar y de su padre quien lo envió a ese colegio). Como Mario mismo lo ha señalado, él estudió en el Leoncio Prado y no la pasó bien, y eso definitivamente se ve reflejado en esta historia; los personajes tanto el “Poeta” como “El esclavo” tienen mucho de él, son personajes muy cargados emocionalmente.

Es una obra que conmueve, porque te transporta hacia donde ellos están, uno camina al costado de estos chiquillos, los acompaña en cada decisión que toman y es por eso que, al terminar de leerla, uno no sabe qué hacer… hacia donde caminar. Y por último es una novela que perturba, te invita a emitir juicios de valor, hay posiciones encontradas respecto a ¿Quién es el héroe? ¿Quién disparo aquel fusil? Y ¿Qué hubieras hecho tú en una situación similar?

En definitiva, cuando Vargas Llosa escribe desde la herida, le salen obras como estas.

Para terminar, les dejo un extracto de las cartas que se escribió Vargas Llosa con Oquendo mientras estaba redactando los primeros manuscritos de “La ciudad y los Perros” (1985-1963):

 “frente la máquina siento malhumor, palpitaciones, odio, impotencia, excitación, fiebre, frío, diarrea, contención, ahogo, asco, vómito, vértigo, una inexpresable y espantosa desesperación. Dejo la máquina y me acuesto: sueño despeñarme por abismos larguísimos y siniestros en cuyas simas me aguardan las lucientes bayonetas de los cadetes del Colegio Militar como una anchurosa cama de faquir, o revivo los malditos sábados y domingos de consigna, paseándome como una fiera rabiosa dentro de la grisácea cárcel de La Perla, sin poder salir, y las humillaciones matutinas, vespertinas y nocturnas, constantes, ineludibles, bochornosas, de suboficiales, oficiales, brigadieres; la rutina y la disciplina, devorándote como un océano de arenas movedizas, hasta succionarte la más mínima capacidad de raciocinio; la horrorosa soledad en medio de un mundo íntegramente hostil; las noches interminables, tendido en una litera, soñando con Miraflores en la hosca oscuridad de la cuadra; la corrupción, la angustia, las pesadillas, las imaginarias y, en fin, toda la tragedia y el sufrimiento de dos años, que creía olvidados”

Si no la han leído, ¡háganlo!

laciudadylosperros

Anuncios

Nunca sabré lo que entiendo

Llevo más de dos años queriendo leer este libro, pero no fue hasta el viernes pasado después de una larga semana laboral que me deje cautivar, aprovechando que estaba sola en casa – hay que aprovechar la soledad- y que tenía ganas de leer algo corto y diferente. Interrumpí otra novela, para dejarme llevar por Katya Adaui.

Katya Adaui es una escritora peruana, súper joven por lo que he visto en las fotos que aparecen en la web, que ha escrito dos cuentos siendo esta su opera prima. Según lo que ella misma cuenta, esta novela le tomo un año escribirla y otro reescribirla, tanto para que en una madrugada y en un amanecer sea mi mejor compañía.

Pero vamos de qué va la novela, para empezar la novela trata acerca del viaje físico y emocional de Ana, que decide después de más de 5 años de matrimonio dar por finalizada su relación con Tomás. Digamos que eso es lo que mueve el viaje, es el punto de partida para que ella se haga cargo de sí misma. Pero en su viaje nos daremos cuenta de otras pérdidas y de otras rupturas como por ejemplo la relación con su madre, el accidente de su padre, la imposibilidad de ser madre o de ser padres, todo ello contado en lo que dura el trayecto de un viaje en tren, sentada frente a un extraño.

Debo decir que al principio lo que me sorprendió es la forma de narración, ya que no es una novela estructurada. Pero eso no impide que se deje leer, al contrario te puedes dar cuenta que las palabras fluyen de manera natural, encontrándote con mucha poesía aun cuando se trata de una novela.

Es una novela bastante introspectiva, que usa el viaje como la excusa perfecta para autoconocernos.

Espero tener nuevas noticias de Katya Adaui

20161009_163408

Gracias 😉

Puta linda

Por alguna extraña razón, nunca había leído a Fernando Ampuero, este autor estaba en larga lista de autores que tengo por leer, es por eso que antes de cerrar el año me he puesto una “meta” por así decirlo (aunque después hago lo que quiero y no solo con los libros) que consiste en leer a autores nuevos para mí.

Razón por la cual me decidí por Fernando Ampuero, que es no solo un escritor peruano sino también periodista. Como periodista ha sido subdirector de Caretas, editor de Somos, Director del Suplemento El Dominical, entre otros y como escritor cuenta con más de 25 obras, es decir una vasta producción literaria.

Con ánimos de cumplir mi objetivo trazado, tomé el libro de Fernando Ampuero llamado “Puta linda”, no recuerdo muy bien por qué lo compre, es más ni siquiera me acordaba de que iba, más allá del título sugerente, claro. No sabía nada de la novela y a veces es lo mejor porque no tienes sesgos positivos ni negativos, son solo el libro y tú.

libro

Bueno, ¡empecemos! El libro narra la historia de Noemí y Luis Alberto, Noemí es una puta y Luis Alberto un aspirante a escritor. Luis Alberto tiene como mejor amigo a “El Chueco” quien como nuestro protagonista comparte ese sueño juvenil de ser escritor en una lima caótica de los años 80-90. Luis Alberto en su afán por encontrar el tema perfecto para su novela, decidirá escribir acerca de la vida de una prostituta, es en razón a ello que conocerá a Noemí (una mujer norteña que se hizo prostituta a los 13 años). Entre ambos surgirá primero una relación “laboral” incluyendo sexo ocasional, y posteriormente una “seudo relación” de afecto mutuo.

El libro básicamente va a contar la historia de Noemí, es decir cómo llega a ese oficio, narrará su infancia, muchos de ellos plagados de erotismo perverso (pedofilia, incesto) visto a través de los ojos de una niña, que si bien es cierto no es una niña inocente, ya que es hija de una madre que también es prostituta, guarda cierta inocencia o quizás un concepto de moralidad distinto a nuestros parámetros. Ésta chica vivirá una serie de acometimientos que finalmente la llevarán a ser una reconocida “dama de compañía” de militares y funcionarios del estado, recuerden que la novela está ambientada en los años 80 y 90, es más en uno de sus trabajos se sugiere que trabajaba para Vladimiro Montesinos.

Finalmente, la relación entre Noemí y Luis Alberto se verá abruptamente rota, debido a la muerte de este último, y será el “Chueco” amigo de Luis Alberto el encargado de contar la historia, a partir de todas las anotaciones que tenía su amigo como base para la creación de su novela.

Debo admitir que tengo sentimientos encontrados al contarles mi apreciación porque creo que es de esas novelas que me entretuvieron y mucho, pero que tiene muchos aspectos literarios por mejorar (según mi punto de vista).

Empezare por los Aspectos positivos:

  • Es súper entretenida, te engancha totalmente, el mismo Fernando lo ha dicho, él es principalmente un cuentista y como buen cuentista “Puta Linda” te atrapa.
  • Es fácil de leer, la leí en tres días, normalmente en el bus y la terminé en un parque, no requiere mucha concentración.
  • Uso de la realidad y la ficción, me gusto que jugara con esos espacios, en varias ocasiones Noemí le dice a Luis Alberto que todo lo que le cuenta es solo para que tenga material sobre su novela.

Aspectos por mejorar:

  • Si bien es cierto la obra entretiene, los personajes como llegan se van, que quiero decir con esto, no se profundiza en cada uno de ellos, sobretodo en Luis Alberto, el personaje es bastante plano. Sabemos algunas cosas de él, pero no lo suficiente como para meterte totalmente en la novela y sentir lo que él está contando.
  • Una de las razones por las que leo, es porque lo que leo irrumpe en mi vida, si el personaje sufre yo sufro con él. Siento que no logró esa conexión, la mirada siempre fue externa y creo que se debe a que no logra profundizar en los personajes (punto anterior).
  • La relación de los protagonistas (sobre todo la de ella) con la coyuntura política se siente hecha a propósito. Como no es algo que se cuente desde el principio (como lo hace por ejemplo Alonso Cueto que escribe historias enmarcadas en la época del terrorismo) se siente que esa relación es un tanto forzada.
  • Y por último “el final”. Es cierto que los lectores algunas veces estemos en contra de los finales que hacen los escritores, pero este es demasiado abrupto. No digo que no pueda ser real, sobretodo en una ciudad como Lima, pero matar así al protagonista, es difícil de creer como lector.

Conclusión: Es un libro donde la pasas bien, lo disfrutas, lo recomendaría para un día de playa o un viaje corto. Creo que el autor pretende a través de esta historia analizar la promiscuidad en nuestro país, sobre todo en los sectores más desfavorecidos y reflexionar sobre un país que permite y promueve directa o indirectamente esta clase de vida, pero la forma como lo aborda quizás no es tan profunda como yo me la esperaba.

Si tienen algún libro de Ampuero que me recomienden, no duden en escribirme 🙂