Un Mundo Feliz

Por: Aldous Huxley

A veces pasa que te encuentras con un artículo, ves un documental y por ahí alguien te sugiere un libro, y todo eso no hace más que ir a un solo punto: ¿somos seres humanos libres? o más bien ¿somos seres manipulados?

Esta obra fue escrita por Aldous Huxley y publicada en 1932, es una obra catalogada como futurista, una ficción del tipo distópico (Representación ficticia de una sociedad futura de características negativas causantes de la alienación humana), pero no han pasado más de 100 años y parece que el futuro ya está aquí.

Esta novela retrata una “sociedad feliz”, porque en este mundo no hay dolor, enfermedad, temor, vejez, las relaciones no están mediadas por ningún sentimiento en particular (más allá del sexual), no existen padres, ni madres, la humanidad es creada en serie – como en una fábrica- y condicionada a lo que ellos necesitan; es decir a trabajar en los roles necesarios dentro de la clase social a la que perteneces, todo ello para mantener un orden social y económico, y si en algún momento tienes un sentimiento de desolación o algo más profundo hacia algo o alguien, existe el “soma”, una droga que es entregada a cada ser humano para espantar cualquier vestigio de dolor, pero eso sí, sin ningún tipo de violencia, pues en esta sociedad no hay “armas”. Todo está controlado, la sumisión y la felicidad hacen una dupla perfecta.

 Sin embargo existen aún sociedades “no civilizadas”, que podríamos llamar en nuestros tiempos “tribus”, que no son más que “salvajes” que tienen que valerse por ellos mismos y lidiar con sus sentimientos porque en su mundo no todo está pensado para “ser feliz”.

Estos dos mundos a través de un par de personajes se encontrarán y podremos evidenciar en qué lugar nos encontramos nosotros, somos maquinas manipuladas por alguien más o somos seres libres que decidimos qué comer, donde trabajar, a quien amar, en quien creer, etc., etc. etc.

Es un libro crítico, un libro que cuestiona la deshumanización dada por la tecnología, es un libro cercano a lo que vivimos cada día. No da respuestas, por el contrario te genera un sinfín de preguntas que quedaran en el aire para que cada uno las resuelva.

Nota: Les dejo aquí una entrada muy buena hecha por otro blogger acerca de este mismo libro.

Un mundo feliz