El Pez en el agua

De lunes a viernes la alarma de mi celular suena a las 5:50am, desde esa hora empiezo a correr por toda mi casa para estar máximo 7:10am en el paradero. Una vez ahí “cruzo dedos” para que el carro que me lleva de Magdalena a Miraflores pase vacío y pueda tener 30 minutos para leer. Llego a Miraflores aprox. a las 7:50am, cruzo el parque Kennedy y me encuentro con otro parque, uno que prácticamente está vacío. Algunas veces viene un pequeño pajarillo negro hacerme compañía (no me gustan los animales, pero a este lo tolero) y junto con Porras Barrenechea me dispongo a leer por unos 20 minutos más, tiempo justo para caminar unas cuadras y empezar mi día laboral.

Este ha sido el recorrido religioso que he practicado estas dos últimas semanas, todo este esfuerzo para poder leerme las casi 700 páginas que contiene “El pez en el agua” de Mario Vargas Llosa, una obra imprescindible si te gusta Vargas Llosa y sobre todo si te interesa conocer el proceso creativo de un escritor. Digo esto porque al leer su vida a través de estas memorias puedes entender de donde provienen esos personajes inolvidables que colman su narrativa y también entender por qué este hombre obtuvo el nobel de literatura (con todo lo discutible que se haya vuelto la entrega del nobel). No cabe duda que su constancia y esa obsesión por las letras lo ha llevado a merecer tantos premios literarios.

Creo que es la primera vez que leo un libro de Memorias. Como toda autobiografía puede tener muchos sesgos, pero a mí lo que más me gusta es la creación en sí, como describe su propia vida, su niñez, el descubrimiento de la existencia de su padre a los 10 años (lo creía muerto), la pésima relación que tiene con este – esa sombra repulsiva que se verá reflejada en sus obras – su primera infancia en Bolivia, luego en Piura, esa infancia errante, los primeros amores en Miraflores, su pubertad en el Leoncio Prado, el descubrimiento de una sociedad distinta y él en el medio, tratando de definir a qué mundo pertenece, sus primeros trabajos periodísticos, la vida bohemia, el sexo, la vida universitaria (San Marcos), los primeros roces con la política, el matrimonio prohibido con la Tía Julia, los incalculables trabajos que tuvo que conseguir para mantener su matrimonio, el círculo de personas ilustres con las que trabajó hasta llegar por fin a concretarse el sueño de toda su vida, ir a Paris y convertirse en escritor.

De su viaje a Paris hasta su regreso al Perú pasaran unos 30 años aproximadamente que en esta obra no están relatados, quizás se deba a que su vida en Perú tiene más alicientes literarios que todo lo que ha vivido después, no lo sé.

Pero el libro no termina ahí, ocupa gran parte de sus memorias en contar acerca de su inmersión en la política, su lucha contra la estatización de la banca, hasta finalmente presentarse como postulante a la presidencia, quizás estos relatos sean los más controversiales y que más escandalo generaron al momento de su publicación, ya que deja en evidencia a muchos actores políticos, muchos de los cuales siguen hasta ahora siendo parlamentarios (lamentablemente la mayoría de peruanos tiene poca memoria). El caos que era el país en ese momento, la pobreza existente, la guerra interna con Sendero Luminoso y el ingreso del “chinito” en la política (y la jugada política de Alan García), hasta llegar finalmente a los resultados electorales que como sabemos dieron por ganador a Fujimori, retirándose finalmente de la vida política y regresando a los tres días a Europa.

Más allá de la figura de MVLL, a mi lo que me interesa es conocer al escritor, no siempre es fácil hacer esa división, pero en este caso específico la hago, porque es un placer leer a Vargas Llosa, y éste específicamente era uno de mis pendientes. Es un libro íntimo (sobretodo la primera parte) que nos permite mirar la vida de un escritor y comprender de donde nacen esas historias hechas novelas.

Les dejo aquí la frase con la que él define su creación literaria y que a mí me parece espectacular:

“Usar una experiencia personal como punto de partida para la fantasía, emplear una forma que finge el realismo mediante precisiones geografías y urbanas; una objetividad lograda a través de diálogos y descripciones hechas desde un punto de vista impersonal, borrando las huellas del autor y, por ultimo una actitud crítica de cierta problemática que es el contexto u horizonte de la anécdota”

Nota: Este libro fue leído en el marco de la maratón lectora #TochoXmas de Shecanread 🙂

elpezenelagua

Anuncios

Top Five Lecturas 2016

Se acaba el año y es época de hacer un balance de mi vida – ah no – mejor hago un balance de mis libros.

Sin duda, ha sido uno de los años que más he leído, 35 libros me acompañaron este año. He leído más que otros años , además este año abrí este espacio, empecé con los videos en YouTube, el Fanpage, el Instagram y por ultimo este blog (de todos me quedo con el Instagram y con este blog). Además de eso estuve en un taller de escritura y tal como lo imaginaba, escribir es un proceso bastante íntimo y todavía no me lanzo a remover mis emociones más profundas. Uno no sabe lo que vaya salir de ahí 😉

Pero bueno a lo que íbamos, de los 35 libros he escogido solo 5, mis Top Five. Mi selección es bastante subjetiva, no tiene una explicación lógica, se debe básicamente a que calaron en mí, movieron mi fibra sensible o me hicieron ver las cosas desde otro de punto de vista, además que gracias a ellos puedo decir que leer sigue siendo mi vicio favorito.

Con ustedes mi Top Five

  1. Conversación en la Catedral de Mario Vargas Llosa. Es un libro al que le tenía recelo, lo veía de lejos pero no me atrevía a leerlo, sentía que no estaba preparada, pero siempre hay un amigo que te dice “léelo” y no queda de otra.

“Desde la puerta de La Crónica Santiago mira la avenida Tacna, sin amor: automóviles, edificios desiguales y descoloridos, esqueletos de avisos luminosos flotando en la neblina, el mediodía gris. ¿En qué momento se había jodido el Perú?”

  1. La guerra no tiene rostro de Mujer de Svetlana Alexievich. Esta periodista Bielorrusa tiene una capacidad de mirar donde los demás no miran y dejar que los testimonios hablen por si solos.

Pasé tres años en la guerra… Y durante esos tres años no me sentí mujer. Mi organismo quedó muerto. No tuve menstruaciones, casi no sentía los deseos de una mujer. Yo era guapa… Cuando mi marido me propuso matrimonio… Fue en Berlín, al lado del Reichstag… Me dijo: ‘La guerra se ha acabado. Estamos vivos. Hemos tenido suerte. Cásate conmigo’. Sentí ganas de llorar. De gritar. ¡De darle una bofetada! ¿Matrimonio? ¿En ese momento? ¿En medio de todo aquello me habla de matrimonio? Entre el hollín negro y los ladrillos quemados… Mírame… ¡Mira cómo estoy! Primero, haz que me sienta como una mujer: regálame flores, cortéjame, dime palabras bonitas. ¡Lo necesito! ¡Lo estoy esperando tanto!… Por poco le pego. Quise pegarle… Tenía quemaduras en una de las mejillas, estaba morada, vi que lo entendió todo, que las lágrimas chorreaban por esas mejillas. Por las cicatrices recientes… Y sin darme cuenta de lo que estaba haciendo, yo ya le decía: ‘Sí, me casaré contigo’

  1. Voces de Chernóbil de Svetlana Alexievich. Un relato crudo que te insta a mirar el paso de la vida y de la muerte después de una catástrofe nuclear, una lectura pesada por todo lo que trasmite, uno de los pocos libros que dude en acabarlo por la carga emocional que trae consigo.

El precio que pagó por su acto fue perder la salud y la vida de su hija. Pero ¿cómo elegir entre el amor y la muerte? ¿Entre el pasado y el ignorado presente? ¿Y quién se creerá con derecho a echar en cara a otras esposas y madres que no se quedaran junto a sus maridos e hijos? Junto a esos elementos radiactivos. En su mundo se vio alterado hasta el amor. Hasta la muerte.

  1. El economista camuflado ataca de nuevo por Tim Harford. Este libro no es una novela, es más un libro académico, pero lo puse en mi top5 porque me ayudo a entender (un poco) la economía desde diversas miradas, la psicológica por ejemplo, lo paradójico de esta ciencia inexacta, hasta el concepto de felicidad asociado a la economía.
  1. Una Habitación Propia de Virginia Woolf. De esta autora había escuchado tantas cosas buenas que no quería que terminará el año sin leerla. Este ensayo tiene como premisa la relación existente entre “la novela y la mujer” es un libro pequeño (algo de 150 páginas), pero potente por donde lo mires, un grito a la sociedad de libertad, de dejar atrás los prejuicios que tanto han mermado en el desarrollo de las mujeres.

Os pido por tanto que leáis toda clase de libros, sin titubear ante ningún tema, por trivial o inabarcable que parezca

Mención especial a “Mi chica revolucionaria” de Diego Ojeda. Hace mucho no leía poesía y este libro lo logró, y aunque muchos critican a este escritor, a mí me gustó, me emocionó y eso a veces es todo lo que cuenta.

Y eso fue todo en este 2016!

Gracias y buenas lecturas para el 2017

topfive

Una Habitación propia

Mi primer encuentro con Virgina Woolf ha sido con este libro, y la verdad no sé por dónde empezar a reseñar. Confluyen tantos temas y todos tan importantes entre sí, que no sé que decir. Pero vamos, haré el intento de mostrar algo bastante general de este ensayo.

Virginia Woolf fue una figura destacada del siglo XX en la sociedad literaria de Londres. El ensayo que he terminado de leer fue publicado por primera vez en 1929, es decir hace 87 años y el tema central que ocupa es “La mujer y la novela” basado en una serie de conferencias que desarrolló en la Universidad de Cambridge (universidades femeninas).

Virginia inicia el ensayo precisando que todo lo que describa corresponde solamente a su opinión, no a una “verdad absoluta”. Uno de los párrafos más destacados para ejemplificar lo que requiere una mujer para escribir es cuando nos habla acerca de Judith Shakespeare, la hermana “ficticia” de William Shakespeare. Si ella hubiese sido igual de talentosa que su hermano, tampoco habría podido crear las maravillas que logró hacer este último y básicamente por su rol femenino en la sociedad: poco acceso a la educación, entregada a las labores domésticas, círculos académicos cerrados solo para los hombres, la mujer como propiedad del marido (con poca decisión de elegir libremente). Esta hermana con la capacidad artística e intelectual que hubiera poseído, esta joven talentosísima y con ganas de comerse el mundo, hubiese acabado loca después de sentir que todas las puertas se le cerraban solamente por su condición femenina y quizás hubiese acabado suicidándose de pura frustración al no poder alcanzar todo lo que ella necesitaría para sentirse viva.

Hay muchos más preceptos que son bastante importantes a considerar, pero creo que este nos da una idea de que sucedía en esta sociedad y ese siglo (y que lamentablemente sigue sucediendo en muchos lugares) ¿Será por ello que aún no existe un Shakespeare, Cervantes Saavedra o un Newton en versión femenina? Como ella misma lo dice, hay mucho camino por recorrer.

Es una obra – en mí entender – muy profunda, indispensable para reconocer nuestra condición femenina y valorar lo que hoy se ha logrado, la libertad y el poder de decisión que tenemos y que aún hay un largo camino por recorrer por lograr esa igualdad en todos los sectores. Me imagino el momento en que fue publicada esta obra, muchos hombres (no todos, espero) viendo disminuido su poder, sintiendo que el control que sobre las mujeres poseían se les escapa de las manos.

“Una mujer necesita dinero y una habitación propia para dedicarse a la literatura”

unahabitacionpropia

 

 

Top Ten Navideño para pequeños lectores

Bebés lectores (De 0 a 3 años)

1. “¡Es un libro bebé!” – Lane Smith
Un álbum para bebés con el que se sentirán identificados por las acciones, los juegos que desarrollan los protagonistas y por su vestuario en pañales. Una edición especialmente diseñada ellos, en cartón y con puntas redondeadas.
Precio: S/.37.90
Dónde: Cuarto de Juegos

es-un-libro-bebe

2. “Veo, Veo. Pequeñines curiosos”, Fiona Watt
Libro de ilustraciones para aprender a ponerle nombre a todo lo que ven, coches, animalitos, robots, etc.
Precio: S/.47.90
Dónde: Cuarto de Juegos, Librería Sur

veo veo.png

Pequeños Lectores (De 3 a 6 años)

3. El día que los crayones regresaron a casa – Drew Daywalt
Un día, en la escuela, Duncan encontró un montón de cartas para él. Eran sus crayones que, molestos por el trato que recibían, decidieron escribir cartas como ultimátum para Duncan. El pobre Duncan sólo quería que sus crayones fueran felices. ¿Qué podrá hacer para tenerlos de vuelta?
Precio: S/.55.90
Dónde: Fondo de Cultura Económica, Cuarto de Juegos

04202408-crayones-regresaron-a-casa-portada-tipkids

4. De vuelta a casa – Drew Daywalt
Un niño perdido necesita volver a casa, pero él no está solo, un extraterrestre también tiene problemas para volver a casa. Entre ambos se las ingeniarán para volver a sus hogares.
Precio: S/. 38
Dónde: Fondo de Cultura Económica, La Libre, Librería Sur, Crisol

devueltaacasa

Niños Lectores (De 6 a 10 años)

5. ¡Nunca beses a los sapos! – Robert Leeson
Gail había leído en un libro que cuando una niña besa a un sapo, éste se convierte en príncipe y así todos viven felices, por siempre. Pero ¿y si no se necesitan príncipes para ser felices?
Precio: S/. 10.00 a 18.00 (En Communitas figura 10 soles vayan corriendo)
Dónde: Communitas, La Libre, Fondo de Cultura Económica

nuncabesesalossapos

6. Quiero una mamá Robot – Davide Cali, Ana Laura Cantone
Mi mamá siempre está ocupada y no tiene tiempo para estar conmigo. En cambio, una mamá robot nunca me dejaría solo, haría todo lo que yo quisiera. Pero… ¿una mamá robot me haría cariñitos como una mamá de verdad?
Precio: S/49.00
Dónde: Communitas y Fondo de Cultura Económica

quierounamamarobot

7. Biografía de Ediciones Miranda – Jorge Miranda y Itziar Miranda
Una colección de relatos sobre las vidas de destacadas mujeres (Juana la Loca, Frida Kahlo, Marie Curie) contadas por Miranda, una niña algo fantasiosa y apasionada de la historia. Yo recomiendo especialmente la Biografía de Frida.
Precio: S/44.00
Dónde: Communitas (A partir de 8 años)

miranda

Ya es todo un lector (10 a 13 años)

8. Charlie y la fábrica de Chocolate – Roald Dahl
El señor Wonka, dueño de la magnífica fábrica de chocolate, ha escondido cinco billetes de oro en sus chocolatinas. Quienes los encuentren serán los elegidos para visitar la fábrica. Charlie tiene la fortuna de encontrar uno de esos billetes y, a partir de ese momento, su vida cambiará para siempre.
Precio: S/49.00
Dónde: Communitas y Babel

charlie-y-la-fabrica-de-chocolates

9. El Barco de los niños – Mario Vargas Llosa
Increíble pero verídica historia de un grupo de niños que emprendieron una cruzada en el siglo XIII, conocida como la cruzada de los niños. El libro está ilustrado por Zuzanna Celej con un estilo delicado y detallista.
Precio: S/44.00
Dónde: Communitas, Librería Sur, Crisol

elbarcodelosninos

10. La cana de Firulata – Isabel Menéndez
Firulata es la bruja más coqueta y fashion de su pueblo. Un día le sale una cana loca y electrizada, justo en el centro de la cabeza. Como no quiere aceptarla, hace hasta lo imposible por desaparecerla con diversas opciones. Pasa por un cabello rojo, después con flores, estrellas, mariposas y hasta burbujas en lugar de cabello, hasta que aprende a querer su cana y a caminar orgullosa con ella.
Precio: S/. 30.00
Dónde: Communitas, Librería Sur

La cana de firulata.jpg

Nota. Los precios y los lugares disponibles son referenciales, la mayoría están en las redes sociales, así que pueden contactarlos. Vale decir que no existe ningún beneficio económico al incluir las librerías en este post.

He armado esta lista con aquellos libros que he leído, he regalado y me han recomendado algunos amigos lectores, sin embargo, que un niño enganche con un libro pasa mucho por conocer sus preferencias, aun así, creo que es una buena idea regalar un libro. No sabes cuando pueda caer en su magia; digo esto para que no se generen muchas expectativas, como yo al principio.
Además como verán esta lista tiene autores contemporáneos, pero los niños también pueden acercarse a los clásicos. Con mi sobrina mayor lo que hecho para que lea clásicos, es empezar con novelas gráficas, que son mucho más ligeras, quizás algún momento arme algo de clásicos para niños y también de literatura juvenil (es un tipo de lectura que no consumo, si saben de adolescentes o pre adolescentes que consumen este tipo de lectura, pásenme la voz, pueden apoyarme reseñando ;))

Por qué mentimos … en especial a nosotros mismos

Por: Dan Ariely

Cuando yo era niña mentía y mucho. Pero tranquilos, según este libro lo que pasa es que era una niña muy creativa y sólo estaba desarrollando esa parte de mi cerebro.

Pero ¿Y tú has mentido alguna vez? En el caso de que la respuesta sea “sí” ¿Cuál es tu límite? ¿Qué define “una mentira piadosa”? En este libro nos encontraremos con un análisis acerca de la ciencia del engaño, pero más allá del engaño es un análisis de nuestro inconsciente, de cómo buscamos “tranquilizadores de conciencia” cuando hemos cometido algún acto deshonesto.

Este libro está escrito por Dan Ariely, catedrático de psicología y economía conductual nacido en Estados Unidos y criado en Israel. Mientras estudiaba en este último sufrió un accidente que le provocó quemaduras de tercer grado en el 70% de todo su cuerpo. En tales condiciones tenía pocas opciones para ocupar su tiempo. Felizmente escogió una muy buena, analizar las decisiones muchas veces irracionales que cometemos. Una vez culminando su largo proceso de recuperación se dedicó exclusivamente al estudio de psicología cognitiva. Hoy enseña en la Universidad de Duke y es el fundador del Centro de la Retrospectiva Avanzada.

A través de una serie de experimentos – y de sus variables – Dan nos irá mostrando lo capaces que somos de mentir a partir de presiones muchas veces irracionales, sin siquiera percatarnos el impacto que una acción de estas puede tener.

Hay un ejemplo que clarifica a que me refiero: El padre de un preadolescente le llama la atención por haber sustraído un lápiz a su compañero de clase. Una vez que termina la reprimenda, sale de la habitación de éste diciéndole “Y, además, para qué robas un lápiz si sabes que yo te puedo traer docenas de la oficina”.

Debo admitir que algunos de los experimentos me parecían bastante obvios, pero creo que se debe a que mi análisis es externo y lo hago de manera bastante racional, no obstante, aquí va uno para que se den una idea de que va:

En un experimento con diversos grupos de prueba (clasificados en dos tipos: “control” y “triturador”) les piden a estudiantes voluntarios que resuelvan 20 problemas durante un periodo de tiempo establecido y les prometen una recompensa de $ 0.50 por cada respuesta correcta. Al terminar, los investigadores dieron instrucciones diferentes a los diversos grupos de prueba. Los estudiantes del grupo de “control” entregaron sus papeles y los investigadores verificaron sus respuestas antes de pagar. A los estudiantes del grupo “triturador” se les pidió que contaran sus propias respuestas, pasaran sus hojas por una trituradora y luego informaran cuántas respuestas correctas habían tenido. Los investigadores compararon el desempeño real de los estudiantes con el que ellos informaron. Si los resultados de cada grupo hubieran sido idénticos, los investigadores habrían concluido que ningún estudiante engañaba. En cambio, el número de respuestas correctas pasó de un promedio de cuatro en el grupo de control a un promedio de seis – declaradas como correctas – en el grupo triturador. Así, la mayoría de los estudiantes trituradores engañaron solo un poco.

Pero, en escenarios similares hicieron otro experimento, es decir, variaron el pago por cada respuesta correcta de US$0.50 a US$5, en ese caso el nivel de engaños permaneció estable, lo que sugiere que mentir no se deriva de un análisis del riesgo racional contra uno de beneficio.

Sin embargo, cuando los investigadores ofrecieron a los estudiantes US$10 por respuesta correcta, el engaño decayó. En ese nivel, les resultó más difícil engañar y seguir sintiéndose bien con su propio sentido de integridad.

Fuente: Getabstract

Experimentos como estos hay varios en el libro, todos mostrados desde un punto de vista fácil de entender pero lo que yo puedo concluir es que:

  • Mentimos más cuando lo hacemos por el “bien común”, es por ello que las ONG, los políticos, las autoridades gubernamentales, son más proclives a realizar actos de corrupción, basándose en que lo hacen por una “causa social”.
  • Si deseas reducir la deshonestidad, incluye recordatorios morales, ya que cuando somos conscientes de la manera en que hacemos trampas, estas tienden a disminuir.
  • ¿Por qué rompemos la dieta normalmente por las noches? Lo que sucede es que nuestra capacidad para resistir la deshonestidad está debilitada, debido al día “pesado” que hemos podido tener. Y lo que ocurre es que una vez que pecamos en una pequeña dosis, dejamos la puerta abierta para todo lo demás. En conclusión, en la noche saca de tu refrigerador cualquier elemento que te lleve a pecar 😉
  • Mentimos mucho más en grupo que de manera individual, básicamente porque nuestro sentido de la moral se ve mermado al ser compartido con otros.
  • La deshonestidad por pequeña que sea debe ser castigada, ya que genera un precedente de lo que es incorrecto. Esto se aplica en el caso por ejemplo de los niños, por más pequeña que sea la mentira ésta debe tener una consecuencia. De más está decir que debería aplicarse a otros sectores como “la delincuencia”.

En conclusión, el libro me gusto y mucho, no dudaría en leer algo más de este autor. Para aquellos interesados, en Netflix también existe un documental al respecto. Los casos son los mismos que leí en el libro (de manera reducida claro). El documental se llama (Dis)Honesty: The Truth About Lies.

¿Y tú te consideras una persona honesta?

libro

 

Mi chica revolucionaria

Por: Diego Ojeda

mi-chica-revolucionaria

Casi nunca leo poesía, creo que la poesía requiere un grado superior de sensibilidad que no poseo. Siento que los poemas en cada palabra encierran muchas metáforas que yo muchas veces no logro descifrar, así que mi experiencia lectora de poesía se basa básicamente en: Neruda (el poema 15 y el 20 son mis favoritos), Vallejo con los “Heraldos Negros” y mi poema favorito de todos los tiempos “Tristitia” de Valdelomar. Pero más allá de eso, nada, absolutamente nada más.

Como les digo, la poesía para mi está en otro nivel, y aún no me sentía (aún no me siento) preparada. Pero (siempre hay un pero) una de mis librerías favoritas, “La Libre” de Barranco, posteó la portada y digamos que la imagen de “Mi chica revolucionaria” me quedó dando vueltas. Así que en una de mis visitas decidí comprármelo o mejor dicho regalármelo de mí para mí.

Dicho esto, aquí sólo hablaré de la emoción, de lo que ha generado en mí, justificándome quizás porque hace muchos años que no leo poesía.

Mi chica revolucionaria habla del amor pero no empalaga (no mucho) y créanme que a mí el amor cursi me empalaga, o como diría el Dr. Chapatín, “me da cosas”. Pero claro que creo en el amor, y miro al amor como una forma trascender, como resistencia, hasta como una forma también de revelarse.

Por eso creo que hice conexión con Diego y con su “prosa poética”. Me gusta que hable con total entrega, con desnudez, mostrándose muchas veces vulnerable. Y es que creo que si vas a escribir del amor lo debes hacer así, con total entrega. Pero “Mi chica revolucionaria” no solo habla del amor, también nos habla del contexto donde manifiesta este sentimiento y desde ahí crítica al sistema, a la política, a la sociedad e inclusive a ella, a su chica. Y eso me gusta, porque es real, no es un amor idealizado. Sabe cómo es ella, conoce y reconoce sus defectos y termina amándolos o quizá aceptándolos.

Es un libro chiquitito, se lo puede leer de un tirón. Pero creo que se disfruta más si lo lees sin prisa.

Aquí les dejo un par de fragmentos que amé.

“Si vuelves a recogerte el pelo
con tanta alevosía frente a mis ojos,
vas a despertar al dragón
que duerme entre mis manos”

“Yo me alejo.
Tú no me olvides.
Y si me echas de menos
no me busques entre tus cosas,
búscame entre tus brazos”

“Ser pareja es aprender a hablarle a la cara al miedo,
encontrar el valor para mirarse por dentro
para ser más grande por fuera
y encarase a la vida
sin chaleco salvavidas”

“Fuimos lo que fuimos
porque nos empeñamos en serlo.
Triste costumbre de acostumbrarnos
a meternos en la cama con disfraz
pensando que después de follar
todo iba a ser diferente.
Como si la vida cambiase tras un orgasmo”

 

 

 

 

Los Renglones torcidos de Dios

Por: Torcuato Luca de Tena

Cuando escuché en el canal de una chica española que este era el libro que más había regalado a sus amigos (aun cuando ellos eran muy diferentes entre sí), dije lo quiero. Pero cuando mencionó que este libro trataba acerca de la locura, salí corriendo a comprarlo.

Además de que, según lo que he leído, a pesar de que es una novela de ficción, el autor se ha documentado antes de escribirlo y lo hizo viviendo esa propia experiencia, es decir estuvo internado en un sanatorio para enfermos mentales. De ahí que, creo yo, cuando describe cada situación lo hace de manera tan detallada.

Este libro, como su nombre lo dice de manera metafórica, dice que “los locos son los renglones torcidos de Dios”, es decir, desde su concepción tienen alguna “falla”. El libro habla sobre la locura, te invita a entrar en un manicomio lleno de enfermos mentales donde no se discrimina edad, sexo, estatus social, etc., etc., etc. Pero ellos no están solos. Tenemos a los médicos, cada uno con su propia personalidad, y al personal de apoyo que son los enfermeros. A través de estas páginas conocerás el sacrificado trabajo que realizan, en especial de una de ellas, Montserrat.

Ese es digamos el contexto donde se va a desarrollar la historia principal, protagonizada por Alice Gould, una mujer inteligente, sagaz, calculadora, analítica, guapa y con un buen status social. Ella ingresa al centro psiquiátrico para realizar una investigación, dado que es detective y su cliente necesita saber quién mató a su padre, y ella piensa que el asesino está en ese centro.

Sin embargo, el director del sanatorio, quien se suponía que sabía de esta historia y que debía tenerla recluida en el centro sabiendo que ella no sufre ninguna paranoia, no sabía nada y obviamente la considera una enferma mental que está creyendo toda esta historia inventada por ella misma.

Es ahí donde empieza la trama de la novela, esa búsqueda de la protagonista por hacer prevalecer su cordura, y teniéndose como aliada a sí misma. Dado que es una persona que sabe cuestionar y que posee un grado de inteligencia superior al promedio, los mismos médicos no la perciben como una enferma, pues pueden mantener una conversación hasta de carácter científico con ella.

¿Pero estará ella realmente loca? ¿Es el director la persona más ecuánime para evaluar el estado de esta paciente? ¿Sus resentimientos personales serán más fuertes que su conducta profesional? O por el contrario ¿nos encontramos ante un caso especial donde la protagonista aparenta ser una persona “normal” en tanto no cuestionen su versión?

De eso va, no puedo contarles el final, sólo les puedo decir que me encantaría que este libro lo haya leído alguien más para compartir ideas, porque yo tengo varias sueltas.

El libro tiene un poco más de 400 páginas, es de ritmo variable, es decir hay algunos capítulos que enganchan más que otros, sin embargo, si alguien anda buscando algún libro sobre la locura, este libro definitivamente lo es.

El gran valor para mí del libro, es que me creí la historia. Por unas semanas he andado metida en un centro psiquiátrico como paciente, como médico, como enfermera y eso ha hecho que el libro valga la pena.

Les dejo un texto del libro, que me gustó mucho:

“La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.”

renglonestorcidosdediosn