De dónde venimos los cholos

Marco Avilés, nacido en Abancay en 1978 es autor del libro “De dónde venimos los cholos”.

Marco es periodista, inmigrante y cholo. Y en este libro aborda justamente esas tres obsesiones (para beneficio de todos sus lectores).

Si bien es cierto, el libro es una crónica – no sólo es eso – sino además una crónica autobiográfica, ya que al intentar contarnos la vida de otros, termina perdido en su propio origen andino, su propia migración de Abancay hacia Lima (después de un accidente en la sierra del Perú donde su madre muere),así como muere la inocencia y la infancia.

Al llegar a Lima, surgirá el concepto de “Cholo” esa palabra cargada de una connotación negativa, desquiciante e inferior. Los años setenta fueron los de mayor inmigración del interior a la capital peruana por factores como la pobreza y el terrorismo, sin embargo, estos ciudadanos “ocultaban su cultura, o lo que es peor, no tenían oportunidad de mostrarla”.

El libro intenta profundizar en la “herida”,  muestra anécdotas propias en su condición de cholo, como cuando fue rechazado en una discoteca, con el discurso soslayado de “es un fiesta privada”, mientras sus amigos que no “tenían aspecto de cholo” ya estaban adentro.

Posteriormente, nos llevara a conocer a esos cholos peruanos que habitan en la costa, sierra y selva del Perú, sus matices, costumbres, anhelos y sobretodo su decisión de no emigrar, para evitar quizás el rechazo de la ciudad, de esta Lima que los ve como inferiores y los hace renunciar a su verdadera riqueza.

Finalmente, el libro te dejará la incógnita ¿De dónde venimos los cholos?; respuesta que cada uno, desde su propia choledad deberá responder.

Nota: Este libro fue considerado por el New York Times como uno de los 10 libros más importante del 2016.

Marco Avilés

 

Una vuelta al tercer mundo

Por: Juan Pablo Meneses

En 1952 el economista francés Alfred Sauvy acuñó la expresión Tercer Mundo para referirse a los países que no quedaron encuadrados en ninguno de los dos bloques enfrentados en la guerra fría, de ahí que a países como este (Perú) se le conoce como “país tercermundista”, pero claro no es el único, existen alrededor del globo muchísimos más, y el escritor y periodista chileno Juan Pablo Meneses a través de sus 12 crónicas nos invitará a conocerlos. Con él iremos desde Argentina hasta Etiopía, de Chile a Vietnam, de México a Ucrania, entre otros.

Y la invitación será una perfecta excusa para mostrarnos la desigualdad, la pobreza, la injusticia de todos estos países, así como una oportunidad para conocer sus rutinas, su vida común, pero sobretodo la resistencia por sobrevivir o sobresalir.

Encuentras en estos países tan distintos entre sí, rasgos bastante comunes, el hambre por ejemplo es una de ellos (y el que más duele por cierto) al contarte acerca de uno de los restaurantes de lujo de Addis Abeba, capital de Etiopía, uno de los países con más problemas de hambre del mundo. El turismo es otro de los rasgos comunes, en la mayoría de estos países lo que buscan es atraer turistas extranjeros del primer mundo sobretodo y ahí tienes el conflicto de India y Pakistán mostrándose en plena frontera como atracción turística, a Vietnam montando un parque de diversiones donde cualquier turista puede disparar un fusil AK-47 en el mismo campo de batalla, y te topas con las cholitas voladoras de Bolivia, gran atractivo turístico en dicho país. Te hablará del verdadero Dakar, ese que empezó en África y del cual hoy solo queda el nombre, de los 33 mineros que quedaron atrapados bajo tierra en Chile, y de lo que significó que Jorge Mario Bergoglio sea el nuevo papa, un hombre tercermundista, por un momento todo el mundo volteo a “mirarnos”, entre otras historias más.

Como lo dice el mismo autor, se trata de un libro que muestra “la trastienda de la globalización”, aquello que no queremos ver – sobretodo los que están del otro lado – y como en Etiopía, preferimos crear un oasis entre tanta pobreza, y esta muestra lo hace de manera ácida, directa y crítica, pero también divertida llegando a ser hasta humorística, porque de eso se trata también sabernos tercermundistas, sin prejuicios ni sentimiento de inferioridad.

una-vuelta-al-tercer-mundo