La Cuarta Espada

En los años 80 y 90, el Perú sufrió una guerra interna, una guerra sucia que se llevó consigo a más de 70 mil víctimas, la mayoría de ellos campesinos y quechua hablantes, una guerra que pudo llevar a la destrucción total del país. Pero ¿Quién era el hombre que inicio este conflicto? ¿Cuál fue el ideal que perseguía? ¿Cómo fue su vida antes de ser el líder de Sendero Luminoso – SL?

Santiago Roncagliolo, escritor peruano, en su libro “La cuarta espada” nos regala una “pseudo – biografía” no autorizada que recoge los testimonios de aquellos (pocos) familiares, amigos y enemigos de Abimael Guzmán que en un momento de sus vidas, se cruzaron con el “Presidente Gonzalo”

El libro está escrito de manera cronológica, empieza con la niñez de Abimael, ¿sabían que Abimael fue un niño huérfano? Su madre lo  abandono a los 8 años, sin embargo es “rescatado” por su madrastra, que lo trata como señala el libro casi o igual que a un hijo, esboza la personalidad de Abimael, un niño bastante retraído, con pocos amigos, nos cuenta acerca de sus primeros amores, el despertar sexual, sus estudios en la universidad y un romance frustrado por la diferencia de clases sociales, hecho que podría haber sido el detonante para eliminar cualquier sentimiento humano y optar por volcar toda su energía en el proyecto de Sendero Luminoso.

Es un libro que se detiene en mirar que el éxito de SL se debió en gran medida a que muchos de los partidarios iniciales eran profesores, siendo Abimael jefe de personal de la Universidad de Huamanga, sabía que la educación usada a su favor podría significar un gran aliado en su “lucha”. Hay un texto en el libro escrito por Luis Jaime Cisneros, que retrata tal cual lo sucedido:

“En el Perú, los gobernantes nunca han entendido el poder de la educación. Como es abstracta, invisible, siempre la han despreciado. Pero algún día, alguien tendrá que explicar por qué el grupo más sanguinario de nuestra historia estuvo dirigido por maestros”.

También se centra en la participación que tuvieron las mujeres dentro de SL, es increíble pero aquí las mujeres tenían voz y voto, y muchas de ellas ocupaban cargos de dirección, se les otorgo poder, ese poder que no encontraban en otros ámbitos. Un ejemplo de ello son los testimonios de mujeres que formaron parte de Sendero Luminoso siendo una de ellas Elena Iparraguirre, la última pareja de Abimael.

Este no es un texto académico, tiene mucho de novela, no solo se cuenta la vida de Abimael, sino que el mismo autor señala lo que para él y su familia significo Sendero Luminoso, esta combinación  hace que la lectura sea fácil y ligera.

Creo que el Perú sigue teniendo muchas carencias que necesitan ser solucionadas, pero definitivamente este no es el camino.

La cuarta espada

Anuncios